Soluciones renovables eficientes: biomasa, geotermia y aerotermia

Actualmente se están dando a conocer alternativas renovables para viviendas unifamiliares fuera de las que conocíamos hace unos años, como los paneles solares térmicos para la producción de agua caliente sanitaria (ACS) y los fotovoltaicos para generación de electricidad. La utilización de estas tecnologías siempre requería de un sistema auxiliar para la producción de energía, con lo que distaban mucho de ser una alternativa real, renovable y sólida para aguantar las demandas energéticas de una vivienda familiar.

La geotermia proviene de la Tierra. Se puede diferenciar entre calefacción por geotermia, ACS y refrigeración. Esta primera es la forma más renovable y eficiente de obtener temperatura mediante el uso de bombas de calor.

La biomasa se define como la energía de la Naturaleza. Las calderas de pellets constituyen un excelente sistema de producción de agua caliente, calefacción y calentamiento de piscinas, respetuoso con el medio ambiente y con un precio más barato que el del gasóleo.

La aerotermia se define como la energía del aire. Se utiliza en sistemas de calefacción, agua caliente sanitaria, para calentamiento de piscinas o refrigeración, así como en sistemas domésticos de aire acondicionado, dado que el ciclo reversible que tiene este método otorga la posibilidad tanto de extraer como de ingresar energía al medio. Al ser una tecnología de baja temperatura se recomienda la instalación de suelo radiante.

¿Cuál es la mejor opción?

Decidirse por cualquiera de estas energías renovables representa una buena inversión, aunque todo dependerá del dinero que queramos invertir. La biomasa es el sistema más asequible, y es una solución eficiente que aporta ventajas al comprador y el beneficiosa para el medio ambiente, al igual que la aerotermia.

En función del consumo, la geotermia es el sistema que menos gastos genera anualmente para calefacción y calentamiento del agua sanitaria, aunque su instalación es más costosa que en las dos opciones anteriores.

Cualquiera de las tres opciones son muy válidas y representan una alternativa a las clásicas, ya que no requieren sistemas auxiliares de apoyo energético y sustituyen a los sistemas tradicionales que utilizan el gasoil, gas o la electricidad.

Esta entrada fue publicada en En clave desarrolla. Ir al Permalink. Publicar un comentario . Deja un trackback: URL del Trackback.

Publicar un comentario

Tu correo nunca es compartido ni publicado. Los campos requeridos están marcados *

*
*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>