La Ley de Rehabilitación y Regeneración Urbanas en Galicia

El pasado 22 de mayo entró en vigor La Ley de Rehabilitación y Regeneración Urbanas de Galicia, que se convierte en la primera norma de este tipo que tiene la comunidad. Uno de los objetivos principales de la normativa, impulsada por la Xunta, es agilizar la tramitación para la recuperación de los centros históricos y núcleos rurales, conservando y aprovechando lo ya construido e impulsando la cultura de la rehabilitación.

La recién aprobada ley establece la obligación de someter a una nueva inspección a todos los edificios de viviendas con más de 50 años de antigüedad -unos 350.000 en Galicia-, aunque la Xunta dará un periodo amplio de carencia antes de empezar con las inspecciones. Primero se tendrá que redactar el decreto, someterlo a información pública y luego aprobarlo definitivamente.

Esta evaluación será obligatoria para todos los inmuebles con una antigüedad superior al medio siglo, independientemente del tamaño del ayuntamiento en el que estén. La evaluación, de cuya gestión y control se encargarán los ayuntamientos, deberá acreditar el estado de conservación general del edificio, el nivel de cumplimiento de la normativa vigente sobre accesibilidad, y el grado de eficiencia energética. Hasta el momento, y solo en municipios con más de 25.000 habitantes, se analizaba en los edificios la conservación estructural de la construcción para verificar su seguridad.

La ley recoge además la capacidad de la Xunta para expropiar viviendas en ruinas en cascos históricos y eliminará burocracia para aquellas propiedades que se encuentren en el ámbito del Camino de Santiago, salvo aquellos que sean bienes de interés cultural (BIC).

El precio de la IAE se calcula entre los 300 y los 1.800 euros, en función de las dimensiones del edifico y del número de viviendas, y el informe tendrá una validez de diez años. En los casos en los que los inmuebles ya hayan cumplido con el ayuntamiento con la actual ITE y la tengan en vigor (diez años), solo tendrán que completar aquellos aspectos relacionados con la sostenibilidad y eficiencia, ya que los que se refieren al estado de la estructura se dan por convalidados.

También se creará un registro de acceso público en el que cualquier persona podrá consultar si el edificio en donde vive cumple el requisito y las condiciones óptimas de habitabilidad.

Vigo es, con diferencia, la ciudad con más edificios susceptibles de revisión, con cerca de 19.000, seguida por A Coruña, con 14.000. El resto se mueven entre las 7.100 propiedades de Santiago y las 5.500 de Ferrol.

Esta entrada fue publicada en En clave desarrolla. Ir al Permalink. Publicar un comentario . Deja un trackback: URL del Trackback.

Publicar un comentario

Tu correo nunca es compartido ni publicado. Los campos requeridos están marcados *

*
*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>