Geotermia: una alternativa ecológica

La energía geotérmica es una energía renovable, inagotable y limpia, que se obtiene mediante el aprovechamiento del calor natural del interior de la tierra.

Es uno de los sistemas más eficientes y estables que nos permiten calefactar o refrigerar nuestros hogares y obtener agua caliente de forma ecológica, permitiéndonos ahorrar en nuestras facturas.

El equipo geotérmico está formado por una bomba de calor geotérmica, un conjunto de tuberías plásticas y una bomba hidráulica que bombea el agua que fluye por dichas tuberías.

Es compatible con instalaciones de radiadores de baja temperatura, fancoils o suelo radiante, siendo con éste último con el que alcanza mayores índices de eficiencia energética.

Requiere un menor mantenimiento que otros sistemas tradicionales, y supone una reducción de las emisiones de CO2 de entorno al 50%.

Su instalación no afecta a la estética de la vivienda, pues se trata de un sistema enterrado con un nulo impacto visual.

Vivienda unifamiliar con sistema de climatización por geotermia

Son muchas las ventajas que nos ofrece esta alternativa ecológica para la climatización de nuestro hogar, aunque a la hora de elegirla debemos tener en cuenta su coste de inversión inicial para la instalación del sistema, cuyo período medio de amortización se estima entorno a los 6 ó 7 años.

Es muy importante hacer un buen diseño desde el principio, conociendo las características del terreno y la orientación de la edificación. Debemos tener en cuenta que su instalación es complicada y debe ser realizada por profesionales del sector, que nos permita aprovecharla al máximo y evitar futuros problemas.

Esta entrada fue publicada en Cuaderno de obra. Ir al Permalink.Los comentarios están cerrados, pero puedes dejar un trackback: URL del Trackback.